domingo, 21 de diciembre de 2008

Suerte Mágica

“El camino de la magia -como, en general, el camino de la vida- es y será siempre el camino del Misterio.”
Paulo Coelho
Escritor

¿Alguna vez habéis pensado en la increíble sucesión de acontecimientos que hubieron de tener lugar para que estemos aquí?

En algún momento de la historia del universo, algo ocurrió –no se sabe aún muy bien por qué- y, en un solo instante, nuestro universo de pronto tenía una amplitud de un mínimo de 100 000 millones de años luz. Si en ese proceso cualquier ínfimo detalle hubiese sido diferente en escalas inimaginablemente pequeñas, con toda seguridad ninguno de nosotros estaríamos aquí.

No sólo tuvimos la suerte de que aquello pasara precisamente así y no de cualquier otra manera, sino que además tenemos el privilegio de que, en las condiciones de nuestro planeta, los átomos se agruparon formando vida. Los mismos átomos que no lo hacen en tantos otros sitios lo hacen aquí. Así, sin más. Porque sí. Estadísticamente, es bastante probable que lo hagan en muchos otros sitios, por supuesto, pero de lo que se trata ahora es de pensar que lo hacen aquí y ahora, para que nosotros existamos.

Si además tenemos en cuenta que, a lo largo de más de 3800 millones de años (que se dice pronto), cada uno de nosotros ha pertenecido a una línea evolutiva muy concreta y afortunadísima, la única que podría haber desembocado en el material genético que llevamos cada uno de nosotros, lo cierto es que parece increíble que haya ocurrido.

Y, sin embargo, aquí estamos.

Somos una singularidad en algún punto de un inimaginablemente gigantesco Todo. Y sí, somos pequeños e insignificantes si nos medimos respecto esa inmensidad. Pero, ¿cómo podríamos afirmar que nuestra existencia carece de significado? Es pura magia desde el momento en que un espermatozoide llega a un óvulo para fecundarlo, de hecho lo es desde mucho antes de ese momento, y continúa siéndolo durante un brevísimo período de tiempo (o toda una vida, según se mire).

En estas fechas, que vienen siempre cargadas de buenos deseos y buenas intenciones, os deseo a vosotros lo mismo que quiero para mí: aprender a valorar la infinita suerte, la suerte mágica, de estar aquí en este preciso instante.

10 comentarios:

cabeza grabadora dijo...

Hola, Yo.

También yo quiero levantar mi copa y brindar con vosotros por este presente lleno de magia —no sé si producto del azar o de la deliberación, y creo que en este preciso momento me da lo mismo—, brindar por ti, por mí, por aquí y ahora.

Chin-chin y gracias mil a quien corresponda :) (Y que conste que yo no soy comercial)

Anónimo dijo...

Pero tienes toda la pinta... está claro que éste es un blog de gente dolida y 'pelada' con el mundo...

Yo. dijo...

Anónimo, esta es tu casa como la de todos los demás que leen o escriben aquí y, por tanto, tienes total libertad para opinar y escribir todo lo que quieras.

Lo que te pido es que procures usar un tono no ofensivo, por favor.

citricut dijo...

Me gusta tu concepción optimista de la existencia porque da a entender que la vida tiene un sentido. Esto es algo que demasiada gente ha confiado a Dios, ese parche multiusos que la humanidad ha necesitado siempre para dar respuestas a las cosas que le inquietaban. Al menos tú hablas de “magia” y no lo atribuyes a una supuesta divinidad.
Sin embargo, mi concepción de la vida es, por llamarla de alguna manera, más simplista. Estamos aquí por una casualidad, existimos por azar y si dejásemos de existir ahora mismo no cambiaría absolutamente nada. Como decían en un artículo muy interesante que leí, si desapareciéramos de repente, lo único que quedaría de nosotros es una franja de 100 años de duración de retransmisiones por radiofrecuencia, expandiéndose por el universo.
Por cierto, a mi me ha hecho gracia lo de “gente dolida y pelada con el mundo” porque en el fondo es verdad, si lo he entendido bien, es cierto que a mi este mundo y casi todo lo que contiene me importa más bien poco, que le vamos a hacer, no a todos nos modeló igual de bien la Maquinaria Escolar.

Anónimo dijo...

Citricut:normal que os importe más bien poco,porque vosotros tampoco levantáis pasiones en tierras andaluzas, canarias o madrileñas... eso os ha hecho estar peleados con el mundo...
Y otra cosa, por favor, no usemos términos ofensivos al referirnos a Dios, de parche multiusos nada...es mucho más.

Yo. dijo...

Hola!

En primer lugar, ¡feliz año nuevo a todos! :)

Citricut, mi concepción de la existencia en realidad no es especialmente optimista. Sé que no tenemos ningún tipo de control -ni conocimiento- sobre nuestra existencia como tal, pero de igual forma sé que tenemos mucho que decir sobre qué sentido queremos darle al tiempo que nos ha sido concedido.

No te discuto que podamos existir por azar sin más, de hecho yo misma lo he llamado "suerte" en el post. Pero, en cualquier caso, yo creo que tu existencia tiene el sentido que tú quieras darle.

Anónimo, me gustaría que fueras capaz de discutir en términos filosóficos y abstractos las ideas que todos exponemos. Por el tono de tus mensajes parece que nos acusas de ser excesivamente nihilistas, aunque sin duda es un apunte no demasiado correcto dadas las opiniones vertidas por la distinta gente que ha escrito. En cualquier caso, si acusas a citricut de ser nihilista no debería sorprenderte la opinión que tiene sobre Dios... Aunque, repito, de lo que citricut está hablando es del concepto teórico de "dios", que históricamente el Ser Humano ha utilizado para evadir cuestiones difíciles.

Te invito a que nos expliques tu visión de la realidad, no a que te limites a lanzar ataques sin ningún trasfondo ideológico. No voy a censurar ningún mensaje (a menos que contengan lenguaje claramente ofensivo, es decir, tacos o insultos), pero te recuerdo que eres tan libre de escribir lo que quieras como de no volver a entrar aquí a leernos si no te gusta lo que encuentras.

Raúl Cano dijo...

Hola a todos,
Primero felicitar a la autora de este blog, cuya primera entrada que leo me sorprende gratamente por la sencillez y corrección con la que trata un tema tan importante.
Comparto la visión de que si estamos aquí es puramente por azar. Que la idea de que nuestra vida tiene sentido es para que las personas no vivamos en una constante depresión. Es por ello que cada uno busca su sentido o su felicidad donde quiere/puede. En Dios, Budha, Amón-Ra, los amigos, la pareja, el trabajo, etc.
No quería extenderme mucho por ser mi primer comentario, aunque para mí este es un tema muy muy interesante. Sólo dejo esta frase que leí de Punset no hace mucho:

"Los átomos que te componen no tienen ningún interés especial en ser tú. Cuando mueras, ellos seguirán siendo los mismos."

Un saludo y nos vemos por aquí.

Yo mismo (de nuevo!) dijo...

Muy buenas, mi querida y añorada autora de este blog...
He de confesarte que te conocí al intentar crear un blog con el mismo nombre que el tuyo, cuando me fui a vivir a N.Y.
Ya sólo por eso comprenderás 'el cariño' (con 'el' entre las comillas) que te he podido coger.
El motivo del presente es poner en común con una mente como la tuya el significado del trabajo en nuestras vidas. Actualmente vivo prácticamente para él y me preocupa seguir así toda la vida, pues aunque tengo tiempo libre y lo disfruto, esto probablemente siga el patrón de comportamiento que marca la gente: trabaja y aprovecha tu tiempo, y además si no lo haces como el resto, eres un marginado de la vida...
¿Tan mal estaría un año sabático? Considero que cambiaría la vida, me apetece mucho esa aventura...

Yo. dijo...

Hola, yo mismo :)

¡Qué alegría leerte por aquí de nuevo! Me sorprende muchísimo que encontraras este blog así, ¡qué coincidencia! Me pregunto si finalmente comenzaste a escribir algún blog :)

En cuanto a la cuestión del significado del trabajo en nuestras vidas, ¿que podría decir? Creo que lo que debe tener un significado es precisamente nuestra vida, y el trabajo no es más que un elemento de ella. Si sabemos quiénes somos, si hemos encontrado lo que a veces he llamado "nuestro ritmo", entonces ya todo tiene significado, porque nosotros hemos encontrado nuestro sitio. Escuché una vez en una conferencia que todo lo que no es "el núcleo" de nuestra propia vida tiene un valor igual a cero. Ponlo detrás del uno, de nuestra Felicidad, y todo -dinero, trabajo, etc- multiplicará nuestro bienestar (1 00000...). Pero pon esos mismos ceros delante del uno (...00000 1), y verás que no valen nada. Si no encontramos nuestro sitio, ¿de qué vale el trabajo? ¿De qué vale cualquier cosa si no podemos disfrutarla?

¿Está mal tomarse un año sabático? Nadie más que tú puede contestar esta pregunta, porque tu tiempo te pertenece a ti y a nadie más. Es el activo más valioso que tenemos, así que mi consejo es que no dejes que nadie te diga en qué invertirlo.

Te dejo un fragmento de un poema de Alfredo Cuervo (erróneamente atribuido a Pablo Neruda en algunas fuentes) llamado "Queda prohibido":

/.../

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.
/.../

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
/.../

Poema completo: http://www.euroresidentes.com/Poemas/queda-prohibido-alfredo-cuervo.htm

Anónimo dijo...

Como siempre, maravillosa... Acabo de imprimir tu post y está colgado en mi despacho... junto con una planta, una bola de cristal y un par de sonetos de Shakespeare (12 y 27).
http://usuarios.lycos.es/shakespeare/sonetos/
Mi blog es el tuyo ;) quiero decir que mis únicas entradas son estas...
Un fuerte abrazo!!!